Nuestro comedor es un espacio educativo de salud, es decir, desarrollamos hábitos saludables de alimentación cuidando que el momento de la comida sea tranquilo, fomentando la autonomía personal.

Los menús están cuidadosamente diseñados de forma que sean variados, equilibrados y apetecibles.

El comedor también forma parte del proyecto medioambiental: el agua de las jarras que sobra va para las plantas del patio, separamos los envases de lo orgánico y las mondas de la fruta las llevamos a la compostera.