En el mes de diciembre hemos tenido los cursos de Primaria unos talleres sobre consumo responsable impartidos por monitoras del ayuntamiento. Se trata de concienciarnos sobre las repercusiones que tienen nuestras acciones sobre el medio ambiente. Es algo que tenemos que tener muy presente ya que “pequeñas acciones” pueden servir para, al menos, no empeorar nuestro entorno. Los temas ambientales son muy importantes y se trabajan en el colegio, por lo que son muy útiles todo lo que nos comenten sobre que cosas podemos hacer para mejorar. Está en nuestras manos el futuro de nuestro planeta. Uno de los talleres consistió en realizar unas recetas, una tarta y un bocadillo, teníamos que comprar todo lo necesario, pero intentando hacer la compra de manera que menos impacto medioambiental tuviera, evitando envasados en plástico o productos ya elaborados, productos de cercanía, etc. Fue entretenido y aprendimos muchas cosas para poner en práctica.