El jueves 26 de Abril los niños y niñas de la clase de 5 años llegaban más nerviosos de lo normal… y es que, ¿quién no se pone nervioso cuando ese mismo día va a recibir en su casa veinticinco nuev@s amig@s? Así es, su nerviosismo se debía a que ese día se convertirían en ¡anfitriones en su propio cole! Nos visitaría la “Clase de los Robots” del Colegio Humanitas de Torrejón.

Ya durante las semanas anteriores habían preparado con entusiasmo e ilusión canciones para cantar y bailar con ell@s, alguna poesía que recitarles, muchos juegos y un regalo muy especial… un libro donde les contaban quiénes son, cómo es su clase y su cole, cómo es una mañana de trabajo y cómo no, todas sus aventuras (el carnaval, las salidas y excursiones, el campamento…). Todos colaboraron y pusieron mucho empeño en que la experiencia saliera bien.

Y así ocurrió, el nerviosismo poco a poco fue transformándose en la alegría de poder mostrarles un pedacito de su pequeño mundo, en la felicidad de poder conocer y jugar con tod@s y en la satisfacción de que todo lo preparado había salido estupendamente.

Les recibieron con las canciones y poesía que habían preparado, les hicieron entrega del regalo para que siempre pudieran recordarnos, jugaron con el paracaídas, el pañuelo y otros juegos, tomaron una rica merendilla juntos, salieron al recreo con ell@s y fueron entusiasmados a despedir al autobús. Una despedida corta porque en unas semanas volveremos a verlos, pero esta vez…¡siendo nosotr@s quienes visitaremos su cole!

La experiencia fue muy enriquecedora pues desde la preparación hasta el fin del día de visita, ¡tod@s se comportaron como verdaderos anfitriones!